FrutasFrutas exóticasVerdurasLegumbresConservasAceitesEspeciasFrutos secos y encurtidosIV Gama y V Gama


Pera

La pera es una fruta jugosa, carnosa, y una de las más importantes producidas en las regiones templadas. Existen más de 30 variedades de peras, de diferentes colores, texturas y sabores. Según sus requerimientos de frío para madurar y su momento de consumo se clasifican en peras de verano (poco o ningún requerimiento de frío para madurar, conservación breve, se consumen en verano) y peras de invierno (considerable requerimiento de frío para madurar, mayor conservación, se consumen en invierno). Las principales variedades producidas a nivel mundial son ‘Bartlett’(un cultivar de verano) y ‘Beurré d’Anjou’ (un cultivar de pera de invierno). Esos dos cultivares presentan además mutaciones de piel roja bien difundidas en el mercado (por ejemplo, ‘Red Bartlett’ y ‘Red Anjou’). Otras variedades consumidas son ‘Packham’s Triumph’ y su mutación roja (pera de invierno), ‘Beurré Bosc’ (pera de invierno), ‘Clapp’s Favorite’ y su mutación ‘Red Clapp’s’ (peras de verano), ‘Doyenne du Comice’ (pera de invierno), etc.

Muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor. Se recomienda en regímenes por su bajo contenido calórico, cerca de 53 calorías por cada 100 gramos. Contiene vitaminas B1, B2 y niacina o B3, todas del Complejo B, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. También vitaminas A y C, es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, cobre y potasio, además de taninos, ácidos oleico, palmítico, glutamínico, cafeico, linoleico, aspártico, ácido fólico y ascórbico. Su contenido de fibra mejora la digestión. Tiene propiedades astringentes.

En España tienen denominación de origen las peras de Jumilla (Murcia) y las de Rincón de Soto (La Rioja). También tienen denominación de origen las peras de Lérida (Cataluña)

El principal uso del fruto es gastronómico, se emplea frecuentemente como fruta de postre y en la industria conservera para elaborar compotas y mermeladas. En Europa se emplea la pera en la elaboración de perada (sidra de pera), muy popular en Gran Bretaña particularmente en el oeste y Gales. En Francia especialmente en Normandía y Anjou.